14 febrero 2007

07:00 LLAMAN A LA PUERTA, QUE NO SEA UN FASCISTA

"Yo es que estoy en otras cosas. No estoy ni en Felipe V, ni en lo suevos, (...) éste es un país civilizado, coño" Tan civilizados somos que no estamos por la muerte suya, ni por la de sus amigos, ni la del lidercillo de la AVT, ni la de un fascista, ni por la de un etarra (cruel asesino) que ya ha cumplido su condena. NOSOTROS SOMOS EL PAIS CIVILIZADO, ustedes son el pasado y el presente de las mazmorras. Son el justificar la injusticia. Son el asesinato. Son el tribunal de responsabilidades políticas y el de la represión de la Masonería y el comunismo. Ustedes no lo saben, pero son los eternos perdedores, los hombres de las cavernas (y que me perdonen aquellos que contribuyeron con fuego, ganado, agricultura, etc.). Son el crimen en la sombra. Son las dos Españas. Nosotros queremos que la justicia siga con la venda en los ojos y ustedes que mire de reojo. Son los del tiro en la nuca y el entierro en la cuneta. No se han deshecho del cortijo y están esperando el momento para desenterrar los más oscuros momentos de nuestra historia, desenterrar el brazo incorrupto de santa Teresa y a sus héroes que están en el mausoleo del valle de Cuelgamuros. Nosotros somos la verdad y el sufrimiento. Yo quiero una España grande, y una Europa grande y una Cataluña grande y todos libres. Ustedes no pueden decir lo mismo, están en otras cosas. Son fascitas.

No hay comentarios: