11 junio 2007

QUE NADA DISTRAIGA NUESTRO PENSAMIENTO

Lo decía Sócrates con respecto a las historias de los dioses griegos, sus casamientos, sus lances y aventuras, sus intrigas, etc. "Como es algo que no entiendo y no me creo, trato de no pensar en ello". Yo no llego a tanto, pero lo que me gustaría es que esa gentuza esté lo menos posible en mi cabeza, por salud. Sé cómo piensan, se les reconoce nada más verles actuar, sabemos de lo que son capaces (incluido mentir o matar, y eso que se lo prohibe expresamente su religión; a mí no se me ocurre, y sin religión). No es necesario que lo hayamos vivido en nuestras carnes, todos hemos leido la historia, sabemos quien era Mola, Queipo de Llano o cualquier fascista. Pero mis hijos siempre podrán leer a Lorca (y lo leen) y sus hijos, ...

P.D. ¿Alguien me podría decir alguna acción reseñable de uno sólo de estos tipos? No vale el asesinato.

No hay comentarios: