06 septiembre 2008

SERÉ LO QUE SEA, PERO ES MI BLOG.

Hay ciertas personas que siempre les parece muy oportuno, gracioso, sesudo o lo que sea, lo que dice siempre una misma persona. Hay quienes no se equivocan nunca. Hay quienes son los que más trabajan, los más tensos y ocupados. Los que hacen bien todo. Los que siempre están ensalzando lo último que ha hecho su hijo. O la belleza de su hija o la de determinado amigo. Los que hay que cuidar por alguna razón. Los que siempre saben a quien hay que regañar (suelen ir siempre a por los mismos) o a quien mandar callar (y vuelve a ser a los mismos). Los que mejor juegan a lo que sea. Los más estudiosos. A los que cuando les pasa algo, eso es lo más gordo y preocupante. Los que tienen las ideas más geniales y a los que se ayuda a desarrollarla. Los que más han andado en su vida (fueron diez o quince años pero como si fuera toda la vida). Los que siempre preguntan a las mismas personas dónde han ido, o qué han hecho. Son los pagados de sí mismos.

Por otra parte están los callados, los que no son tan graciosos, ni tan oportunos, que se equivocan, los discretos, los que se acuerdan de las cosas (aunque no tengan aquel memorión), los que no tiene mayor trascendencia su trabajo, los que tienen tiempo libre. Los que hacen mal las cosas (por eso hay que regañarles). Los que es como si sus hijos fueran de tercera, o menos trabajadores o menos guapos que los de los suyos. A los que se puede dejar sólos cuando estén mal, pero es por no interferir, o que llame el que esté mal y necesite algo para pedirlo. Los que no regañan a nadie (todos podemos equivocarnos, menos ellos). Los malos jugando a esto o a aquello. Los que andes o subas a donde sea, nunca será como cuando lo hace alguno de ellos. Los necesarios para que aquellos se realicen.

Si no eres del grupo, nunca vas a ser nada. Bueno sí, serás a quien mandar callar, enseñar, criticar o lo que sea menester. El grupo hay que protegerlo, de esa manera crece. Y desde luego nunca lo hará con el lastre de los que cuestionan todo, los que no hacen lo que les mandan. Venga listos, creced y multiplicaros (pero por cero) entre vosotros. Siempre tendreis carne fresca.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Quién te ha hecho tanto daño?,¿Con quién has estado todo este tiempo?, ¿Como has aguantado? y ¿Por qué?,¿Que has sacado de esa "amistad"?. Te haría mas preguntas no merece la pena insistir.
LOS QUE TE CONOCEMOS Y TE QUEREMOS NOS ALEGRAMOS QUE ELLOS NO TE QUISIERAN NI TE CONOCIERAN, ASÍ PODRÁS CRECER. CON ELLOS AL LADO SIEMPRE SERIAS BAJITO.
¡Que suerte tengo yo!y otras personas de mi entorno. Porque te conocemos y te queremos.