28 junio 2007

CARTA DE DESPEDIDA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Gabriel García Márquez se ha retirado de la vida pública por razones de salud: cáncer linfático. Ahora, parece, que es cada vez más grave. Ha enviado esta carta de despedida a sus amigos, y gracias a Internet está siendo difundida.
Os recomiendo su lectura porque es verdaderamente conmovedor este corto texto escrito por uno de los Latinoamericanos más brillantes de los últimos tiempos.


“Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.
Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.
Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.
Dios mío si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que les ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos...
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida... No dejaría pasar un sólo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero. Convencería a cada mujer u hombre que son mis favoritos y viviría enamorado del amor.
A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse!
A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido.
Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.
He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.
He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.
Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas. Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría “te quiero” y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.
El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles “lo siento”, “perdóname”, “por favor”, “gracias” y todas las palabras de amor que conoces.
Nadie te recordará por tus pensamientos secretos. Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos. Demuestra a tus amigos cuanto te importan.”
Si no lo haces hoy, mañana será igual que ayer. Y si no lo haces nunca tampoco importa.Ponle acción a tus sueños. El momento es éste.


Nada que añadir.

26 junio 2007

LA LUZ Y LA ÓRBITA

Hoy, mi amigo y compañero de viaje, Miguel (Sánchez Gatell) ha terminado su libro de poemas "La luz y la órbita". Lo tengo en las manos, luego lo leeré. Forma parte del libro, el recorrido que juntos hicimos sobre Docecolores. Reconozco mi alegría por su culminación y por verme en él. Del sueño que compartimos, recuerdo aquellos días, aquella noche del nacimiento, aquellas charlas (la mayoría con alcohol y junto a una mesa, como recomendaba Sócrates), aquella inauguración, aquel Artépolis lleno de cuadros e ilusiones (gracias Jose), aquellos amigos, aquellas noches, aquel palacio de Guadalajara y hasta las carpetas (para el que quiera comprar alguna, todavía nos quedan).

Gracias Miguel y felicidades.

P.D. Acuérdate de todo lo que nos queda por hacer. Ora tú, ora yo, ora los dos.

25 junio 2007

LOS DE SIEMPRE (QUÉ POCOS)

Este sábado hubo un homenaje a los ex-presos del franquismo, en Burgos. Primero se descubría una placa en la entrada de la prisión donde fueron encarcelados. Se hacía también mención a la gente que les ayudó. Luego se descubrió un monumento a ellos en el centro de la ciudad. Había representación oficial (la Directora General de Instituciones Penitenciarias, la Delegada del Gobierno en Burgos y por parte de la Vicepresidenta del Gobierno estaba una asesora), Cándido Méndez y Paco Frutos (uno en representación del sindicato y el otro de su partido).

Pero además de los ex-presos que se pudieron acercar, gente muy mayor, eramos muy poquitos. Dos autocares de Madrid, un par de Asturias y uno de Barcelona; hay que añadir los que fuimos en coches particulares. En total unos quinientos. Casi los de siempre, sea en el Ateneo de Madrid, en Sevilla, en Burgos o en cualquier parte. ¡Qué pocos!

¿Y así es como queremos que se haga una buena recupración de la memoria histórica? Mucho hablar, pero cuando hay que estar de verdad y rendir homenaje a quienes lo dieron todo por conseguir esta España del bienestar, hay mucho 'bocas' que tiene algo que hacer o no se ha enterado. ¡Qué rabia, si lo hubiera sabido! o ¡Me hubiera gustado ir!

Pero no os preocupeís, habrá más ocasiones. Lo importante es disfrutar de esta democracia y tomar unas cervecitas, y el campito, y defender en discusion muy acalorada los ideales de libertad. No quiero juzgar a nadie, cada cual es muy libre de ir donde quiera, yo también.

Que nadie se crea que esto lo escribe un tipo que va a todas las convocatorias.

11 junio 2007

QUE NADA DISTRAIGA NUESTRO PENSAMIENTO

Lo decía Sócrates con respecto a las historias de los dioses griegos, sus casamientos, sus lances y aventuras, sus intrigas, etc. "Como es algo que no entiendo y no me creo, trato de no pensar en ello". Yo no llego a tanto, pero lo que me gustaría es que esa gentuza esté lo menos posible en mi cabeza, por salud. Sé cómo piensan, se les reconoce nada más verles actuar, sabemos de lo que son capaces (incluido mentir o matar, y eso que se lo prohibe expresamente su religión; a mí no se me ocurre, y sin religión). No es necesario que lo hayamos vivido en nuestras carnes, todos hemos leido la historia, sabemos quien era Mola, Queipo de Llano o cualquier fascista. Pero mis hijos siempre podrán leer a Lorca (y lo leen) y sus hijos, ...

P.D. ¿Alguien me podría decir alguna acción reseñable de uno sólo de estos tipos? No vale el asesinato.