13 octubre 2006

POLITIPÓCRITAS

Ah! El otro día, es decir hace unos meses (cuando me enteré) se me olvido felicitar a todos los que siendo de una ideología aceptan cargos políticos ofrecidos por libre designación por el partido de la ideología contraria. Sus razones tendrán. Pero desde luego chocan de frente con toda la coherencia que ellos han exigido y criticado de quienes han hecho eso mismo antes. No veo diferencia en que el puesto sea en departamento de interior o de cultura. Lo mismo no son tan coherentes, o no son tan de esa ideología de la que se sentían tan orgullosos (YO NO LO ESTOY DE ELLOS).