02 noviembre 2006

KALE BORROKA

Un chico quema un cajero automático de una entidad bancaria en Madrid y si le pillan le cae un arresto domiciliario de algún mes y una pequeña sanción; ha sido un acto de gamberrismo. Pero como haga lo mismo en euskadi, le pueden caer catorce años de carcel por tratarse de un acto de terrorismo callejero (kale borroka).

No estoy a favor del terrorismo, pero sí de que la justicia sea igual para todos. Creo que voy a callarme, no sea que me ilegalicen.

¡Por el diálogo y la paz!