31 octubre 2007

31 DE OCTUBRE

Dice la canción: "Hoy puede ser un gran día". Hace un año se murió una persona un tanto especial para mi, no fue mucho el trato entre nosotros, pero poco a poco fue creciendo hasta que él se marchó. Es de los que ha dejado un hueco en mí. Era, y es en el recuerdo, Jose "El burro".

Pero hoy también se leerá la sentencia del juicio por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. No es sólo la sentencia lo que vamos a saber, es que los jueces dejarán claro lo que había y lo que no había. Quienes esperamos de un juicio una resolución, escucharemos eso, un final judicial a un hecho que nos dejó malheridos a quienes no ibamos en los trenes. Los que han utilizado el 11-M como un arma arrojadiza ahora tienen dos caminos: o desdecirse de tanta mentira mal intencionada, o seguir subidos a ese carro que no ocasiona más que daño a las verdaderas víctimas y daño a una sociedad democrática. Ellos siguen en campaña, nosotros (los demócratas, los ciudadanos normales) aguantándoles.

Y la tercera cosa que va a pasar hoy es que en el Congreso de los Diputados se votará una ley esperada desde hace muchos años y que venga a decir que lo que pasó en España en 1936 fue un golpe de estado, que el golpista estaba al margen de la ley y que sus jueces y sicarios mataron y estorsionaron a miles de ciudadanos por el sólo hecho de pensar de modo diferente al suyo. Y así durante 40 años.

Hoy leo en la prensa que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se declara competente para investigar el genocidio acaecido en el Sáhara hace 20 años (el auto puede verse en www.publico.es/resources/archivos/2007/10/30/1193780522178Auto saharauis.doc). Ya lo ha hecho antes con el genocidio de Chile, persiguiendo a Augusto Pinochet, defendiendo a las madres de los desaparecidos en Argentina con Videla,... Ya veo, debe ser muy difícil juzgar el genocidio español durante la dictadura del general Franco.

31 de octubre de 2007. Madrid